martes, 24 de mayo de 2011

Desnutrición

Desnutrición

Es una deficiencia de energía, proteínas, nutrientes que causa efectos mensurables en la composición y la función de los órganos o tejidos y en la evolución clínica

También se puede considerar la desnutrición como un estado patológico que resulta de un exceso o un efecto absoluto de uno o más nutrientes esenciales. Existen, pues, múltiples situaciones que pueden desencadenar desnutrición, cuyas características dependerá del tipo de nutrientes afectados.

Antropometría

Uno de los mejores indicadores de desnutrición o de riesgo de desnutrición es la valoración de los cambios de peso en el tiempo, con respecto al peso habitual del paciente. Se considera que una pérdida de peso involuntaria de un 5% del peso previo en un mes o de un 10% de pérdida de peso previo en tres meses es muy sugestiva de desnutrición.

La medición de algunos pliegues cutáneos mediante un lipocalibrador de precisión es una manera de aproximarse a la masa grasa del individuo. El más utilizado es el pliegue tricipital, y su medición se compara con tablas de valores normales para ambos sexos, en función de la edad se admite que los percentiles inferiores a 5 indican desnutrición grave; entre 5 y 10, desnutrición moderada, y entre 10 y 15, desnutrición leve.

La medición de ciertos perímetros corporales puede ayudar a estimar la masa muscular del individuo siendo el más utilizado el perímetro braquial.

Bioquímicos

Se han utilizado la determinación de proteína sérica, el recuento total de linfocitos, la excreción urinaria de diversos metabolitos del catabolismo proteico, el balance nitrogenado, etc. De todos los parámetros bioquímicos, el más utilizado es la albumina plasmática, proteína de síntesis hepática y vida media relativamente larga. No es un buen marcador nutricional por que puede alterarse en diferentes ocasiones, como enfermedades hepáticas, incremento del volumen extracelular, lesión difuso de la membrana capilar debido a un proceso inflamatorio, o séptico, o perdida renales, cutáneas, o gastrointestinales. No obstante, es un buen marcador de pronóstico evolutivo y puede utilizarse como control nutricional a largo plazo.

Para monitorizar cambios a corto plazo, es más útil la prealbúmina, proteína de síntesis hepática de vida media más corta que la albumina (2-3 días). Las cifras de transferrina, también se han utilizado como parámetro nutricional, con el inconveniente de que se puede ver modificada en respuesta de alteraciones en el metabolismo del hierro. La proteína ligada al retinol (RBP), también se utiliza como marcador nutricional.

Fisiopatología de la desnutrición

La desnutrición asociada, a la enfermedad es una situación desencadenada por diferentes situaciones clínicas que determinan:

Una ingesta de alimentos insuficiente.

Una digestión y absorción alteradas.

Un aumento de las necesidades energéticas y proteicas.

Un aumento de las pérdidas por una situación catabólica.

La principal causa de desnutrición en la enfermedad es el aporte energético proteico insuficiente por diferentes factores: anorexia, nauseas, vómitos, alteraciones del gusto, dificultades para comer o tragar, dietas restrictivas, problemas en la obtención o preparación de la comida. Algunos factores sociales (Soledad, aislamiento, falta de recursos) psicológicos (ansiedad, depresión) pueden tener un importante papel en la reducción de la ingesta.

La fisiopatología de la desnutrición está muy ligada a los cambios metabólicos de las situaciones de ayuno y estrés metabólico.

Clasificación de la desnutrición

Clásicamente se han definido 3 tipos de desnutrición: La desnutrición calórica, marasmatica; proteína o tipo kwashiorkor, y la desnutrición de tipo mixta.

Desnutrición calórica o tipo marasmo

Se desarrolla en las situaciones de deficiencia crónica de energía y proteínas pero manteniendo la situación entre la cantidad de energía y proteínas. Se caracteriza por la pérdida de las reservas corporales, de masa muscular y grasa subcutánea, dando lugar un aspecto caquéctico. Se suele observar la inanición prolongada.

Las enfermedades que cursan con desnutrición tipo marasmo son enfermedades de curso crónico:

Cáncer, tumores de esófago, cabeza y cuello, EPOC, o fases avanzadas del virus del sida.

La pérdida de la masa muscular, refleja la depleción proteica y también puede afectar órganos vitales como corazón, hígado y riñones. El marasmo es una situación crónica bien adaptada a la situación de privación, mejor que a las situaciones de estrés, los valores de albumina y proteínas suelen ser normales o poco alterados.

Desnutrición proteica de tipo Kwashiorkor

Las manifestaciones clínicas del kwashiorkor en las fases iniciales son difíciles de identificar, la reserva grasa y la masa muscular pueden ser normales, o hallarse incrementadas, dada la falsa impresión de correcto estado nutricional. Los signos que orientan el diagnostico de Kwashiorkor son los edemas las ulceras por presión, y el retraso en la psicatrización.

La presencia de niveles bajos de proteínas albumina, transferrina, y RBP son para el diagnóstico de Kwashiorkor

Desnutrición Mixta

Es una forma combinada de los dos tipos de desnutrición descritos y suele presentarse cuando el individuo marasmatico es sometido a un proceso agudo que le condiciona una situación de estrés, como cirugía, traumatismo, o sepsis, añadiendo las condiciones de Kwashiorkor a la situación crónica del marasmo.

En la desnutrición mixta será importante determinar que componente predomina, para establecer el plan nutricional más indicado y evitar así las complicaciones derivadas de cada tipo.

Bibliografía

Tratado de nutrición tomo IV “Nutrición clínica” segunda edición, M.PLANAS, J. ALVAREZ, J.M.M. CULEBRAS, A.GARCIA DE LORENZO, M. LEON, J.MALDONADO, A.MESEJO. Páginas 3:6

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada